Madrid Desaparecido: Frontón Recoletos

Ya sabeis que los frontones me encantan y mucho más si son madrileños. Como ya hemos analizado en otras entradas, Madrid fue una capital de la pelota vasca durante un buen periodo de tiempo, que engloba finales del XIX y comienzos del XX. Muchos son los frontones que se construyeron en Madrid, siendo el Beti Jai (Chamberí) y Jai Alai (Atocha) comentados en el blog. Hoy toca curiosamente el último gran frontón que se construyó en Madrid con un final muy desafortunado, el frontón Recoletos.

En 1935 comenzó la construcción del frontón Recoletos gracias a Secundino Zuazo Ugalde y Eduardo Torroja. Este nuevo frontón se construyó de cara a las calles Villanueva y Cid, junto  la Biblioteca Nacional, donde antes se encontraba el Palacio de los marqueses de Manzanedo, con un coste de 5 millones de pesetas.

La entrada principal se localizaba en Villanueva nº2 y su capacidad era de 2300 personas. La empresa que poseía el frontón era Nueva Empresa de Frontones S.A. dirigida por el propio Zuazo y que también planeó la construcción de restaurante, gimnasio, piscina y baños turcos para completar la oferta del frontón.

El principal motivo que tenía Zuazo para realizar esta obra fue su afición a la pelota vasca y a su amistad con Jesus Ábrego, gran maestro del juego a remonte.

La inauguración del frontón se llevó a cabo el 29 de febrero de 1936, regentaba César Alba y el célebre hostelero Perico Chicote se encargó del cóctel. En el primer partido fue la propia hija de Zuazo quien lanzó la primera pelota para decidir el saque.

Respecto a la faceta arquitectónica, sorprendió a todos siendo el mejor frontón construido en el siglo XX, como fue el Beti Jai en el siglo XIX. Solucionó todos los problemas de visibilidad, iluminación, amplitud y comodidad que podrían ser comunes en otros frontones. Pero lo que más destacaba era la cubierta, formada por dos bóvedas cilíndricas de cañon asimétricas, creadas por Eduardo Torroja. Era una cubierta laminar de hormigón armado, formada por una bóveda de 32,5 metros de luz y 55 de longitud y sólo 8 centímetros de espesor, excepto en una faja en que para dar luz se ha sustituido dicha membrana contínua por una celosía triangular con nervios de 0,15 metros por 0,3 metros. La bóveda está revestida con planchas de corcho, siendo de este mismo material el pavimento de la contracancha. También destaca el entramado de pisos de palcos y gradas, pues el primero está materialmente colgado del último, que a su vez vuela mediante grandes ménsulas triangulares sobre dos enormes vigas de 33 metros de longitud y 3,50 metros de altura, apoyadas en muros de hormigón armado distanciados a 22 metros.

Además de partidos de tarde y de noche gracias a su magnífica iluminación, poseía un gran programa de partidos de pelotaris, alabado por los aficionados. También poseía un gran sistema de refrigeración, que permitió jugar en la cancha durante los primeros días del verano de 1936. También se desempeñaron otros eventos de manera extraordinaria, como la lucha libre, que estaba de moda en esa época.

Con el comienzo de la Guerra Civil ese mismo verano, se paralizó el calendario y las actividades del frontón, siendo encautado el edificio por un comité revolucionario anarquista de la FAI y utilizado como hospital de sangre  para los heridos en el frente. El conflicto también paralizó la tarea del jóven pintor vasco Juan de Aranoa, que estaba realizando unos frescos para la bóveda y las paredes del frontón, con escenas de pelota vasca (los bocetos se conservan en la Biblioteca Nacional).

Durante los bombardeos por parte del bando nacional hubo grandes daños arquitectónicos, siendo uno de los perjudicados el frontón, perdiendo su magnífica bóveda, que se derrumbó y que tuvo que ser reconstruida en 1940, pero con unos materiales inferiores. En abril de este año se reabrió el local y se celebraron partidos de nuevo, aunque con un futuro más inferior del que se pensaba que iba a tener. En 1973 fue demolido y se construyó el edificio que observamos hoy en día.


Galería de imágenes

Frontón Recoletos 6

Frontón Recoletos 7

 

Frontón Recoletos 5

Frontón Recoletos 1

Frontón Recoletos 2

Frontón Recoletos 3

Frontón Recoletos 8

Frontón Recoletos 9

Frontón Recoletos 10

Frontón Recoletos 11


Bibliografía consultada:

  • Frontones Madrileños, Ignacio Ramos, Ediciones la Librería.

Artículos relacionados en el blog:

Otros enlaces de interes:


Todos los medios y fuentes que consulto para la realización de mis artículos están mencionados en el apartado “Bibliografía consultada”. Si te sientes aludido y no te menciono en este apartado, por favor, házmelo saber y te incorporaré sin ningún problema.

Contenido propio bajo una licencia Creative Commons.

©Un Gato por Madrid

Anuncios

Un comentario en “Madrid Desaparecido: Frontón Recoletos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s